Lea Vicens, en su preparación en La Puebla del Río, a lomos de ‘Greco’. RAMÓN AZAÑÓN

 

DIARIO DE SEVILLA / Luis Nieto – Diciembre 2017

 

“La amazona francesa, criada taurinamente en La Puebla, con Ángel Peralta como maestro, ha quedado líder del escalafón del toreo a caballo”

-Lea, ¿cómo definiría en una frase su temporada?

Comencé la temporada algo fría porque me desequilibró mucho la muerte de mi caballo ‘Desafío’

-Me he mantenido arriba.

-Más allá de la estadística, ¿en qué ha mejorado sustancialmente?

-Este año he ganado en torería y en el manejo de los terrenos, las distancias y en el último tercio. Tengo más recursos para lidiar al toro malo. Lo fundamental es sentir las suertes como torero, no pensando solamente como caballista. Hoy, por ejemplo, entrenando, he puesto 20 o 30 banderillas al carretón y he trabajado mucho la posición de la cintura, el pecho, el mentón, como si fuera un torero que va con la muleta hacia el toro.

-¿Cómo vive esa torería?

-Antes era algo puntual. Ahora, en cada pasada siento lo que hago y eso lo transmito al público. El rejoneador no solo clava banderillas, debe sentirse torero y hacerlo sin mentir. Por eso, en cada suerte entra en juego toda la expresión corporal.

-¿Con quién ha tenido la competencia más directa?

-He toreado mucho con Hermoso de Mendoza y con Ventura y ha sido fenomenal y me ha motivado mucho. Prefiero tener como compañeros a los grandes, sin olvidar al resto de mis compañeros, entre ellos Andy Cartagena, Leonardo, Galán y Moura.

-¿Quién le impone más respeto?

-Todos. Por supuesto, Hermoso y Ventura están más arriba que el resto. Yo todavía tengo poca experiencia, estoy mejorando y no me creo figura.

-¿Le ha ganado la batalla a Hermoso y a Ventura?

-(Se ríe) En algunas ocasiones he tenido mejor toro y he estado muy bien.

-¿Cómo es la cuadra de caballos con la que se ha colocado como líder?

-Tengo una docena de caballos figuras. Las estrellas son: BéticoGacelaBachDeseado y Guitarra. Ahora estoy preparando para 2018 otros, entre ellos DiamanteHermoso -por Hermoso de Mendoza, que se lo regaló de potrillo- y Nadal -por el tenista balear.

-¿Cómo se han comportado los caballos?

-Siempre han ido a más. Les ha pasado igual que a mí. Comencé la temporada algo fría porque me desequilibró mucho la muerte, por un cólico, de Desafío -lusitano, tordo, con mucho valor que empleaba en banderillas-.

-¿Cuáles han sido las actuaciones más destacadas en 2017?

-Istres, donde indulté un toro, fue muy completa y ha tenido mucha repercusión. Pero este año he cuajado muchas faenas. Por ejemplo, en Ciudad Real, Huelva, Madrid, Nimes, Salamanca, Palencia, Bayona y Dax. Me quedaría con un trocito de cada una para hacer la faena perfecta.

-¿Cuál es el planteamiento para 2018?

-Continuaré con Simón Casas de apoderado y me acompañará don Ángel. Torearé más o menos el mismo número de corridas, salvo en Francia, donde bajaré algo para no saturar.

-Su meta.

-Como todos: ser figura. Ahora, quiero continuar disfrutando cada tarde.

-¿Cómo ve el rejoneo en la actualidad?

-A un nivel increíble. Como nunca ha estado. Además de mejorar le doy vueltas a la cabeza para crear alguna suerte, como Hermoso con la hermosina y es muy difícil. En esto está todo prácticamente inventado.

-¿Y de cara al futuro?

-Cada vez veo más gente en los rejones. Incluso hay público del toreo a pie que se está interesando por el rejoneo.

-¿Qué lectura tiene para una joven rejoneadora el movimiento antitaurino?

-Me preocupa bastante. Se ha humanizado al animal y la tauromaquia parece ajena a esta época. Los antitaurinos, siendo una minoría, tienen una repercusión enorme.

http://www.diariodesevilla.es/toros/ano-ganado-toreria-manejo-terrenos_0_1198680710.html