‘Cuarto año consecutivo saliendo triunfadora de esta ciudad del sureste francés’

Hay ganas de toros. En Francia también. Se percibió el pasado fin de semana en Saintes Maries de la Mer y este sábado, Beziers volvió a corroborarlo. Hubo lleno. Y hubo orden. Triunfos también. Porque la gente estaba deseosa de agitar unos pañuelos confinados durante todo el año. Ponce y Castella cortaron una oreja cada uno, y si no es por la espada podían haber incrementado su cuenta. Margé también triunfó porque el sexto toro fue premiado con la vuelta al ruedo, de modo un tanto exagerado, tras sobre todo su alegre pelea en varas. Pero fue Lea Vicens quien se llevó el gato al agua y por cuarto año consecutivo salió triunfante de esta ciudad del sureste. Triunfante pero a pie, porque las para las Puertas Grandes tendremos que esperar un poquito más.

Lea Vicens abrió la tarde frente a un animal noble de Bohórquez. Lo rejoneó con buen gusto y temple la amazona gala. Entusiasmó al público al lomos de Bético, su caballo estrella. Corto el primer apéndice de la función. El cuarto de Bohórquez fue otro animal manejable que permitió a Lea Vicens expresarse. Sus pasajes con Diluvio y Bético fueron de buen nivel. Paseó otra oreja.

FICHA DEL FESTEJO

Sábado 15 de agosto de 2020

Beziers (Francia)

Entrada: lleno de “No hay billetes” en el aforo permitido.

Toros de Fermín Bohórquez, para rejones, nobles y colaboradores; y de Robert Margé (5º bis), para la lidia a pie, bien presentados y de buen juego.

Lea Vicens, oreja y oreja.

Enrique Ponce, ovación con saludos tras aviso y oreja.

Sebastián Castella, oreja y palmas tras aviso.

 

Fotos: Daniel Chicot